Mantras para meditar

0
(0)

Hay diferentes formas de meditar y entre ellas una muy popular se trata del uso de mantras. También puedes acompañarlos de música tranquila y relajante, así como de algún ejercicio de visualización que invite a crear una imagen mental específica.

Los Mantras (palabras o frases) varían de un tipo de meditación a otra y sirven como herramienta para facilitar la concentración y la relajación. Así que si estas iniciando en el mundo de la meditación, puede que esta técnica sea la que te resulte más cómoda.  

Los mantras son poderosos

Los mantras son palabras o frases que se recitan durante la meditación de forma repetida y rítmica. Al recitarlos se genera una determinada vibración y armonía que calman tanto la mente como el cuerpo.

Esto es posible, ya que la repetición constante del mantra ayuda a centrar la conciencia en su sonido y significado, lo que permite liberar del flujo frenético de los pensamientos nuestra mente. No solo se queda aquí, sino que además te conectará con una energía apacible y transformadora.

Mantras para meditar

Incluso, el origen etimológico de la palabra mantra remite a este efecto, pues proviene de la conjunción de los términos mana, que en sánscrito significa mente y trana, que significa liberación.

Los mantras puedes entonarlos en voz alta o mentalmente, así como acompasarlos al ritmo de la respiración o a los latidos del corazón. En algunas culturas orientales se utilizan elementos con cuentas, similares a los rosarios cristianos, para contabilizar su secuencia en una cadena de mantras.

Tanto en el budismo como en el hinduismo se consideran sagrados, por lo que se utilizan a modo de oración para invocar la presencia divina o como apoyo durante la meditación, favoreciendo estados de concentración y tranquilidad.

¿De dónde viene? ¿Cómo aparecen?

Los mantras datan de tiempos milenarios, usados antes del surgimiento del budismo, se cree que su origen se encuentra en la tradición védica, anterior a Buda.
Posiblemente eran usados para invocar a los dioses, solicitar protección o el logro de algún resultado deseado.

Y es que los mantras aparecen en los Vedas y Upanishads, textos ancestrales de la cultura india. Estos textos están escritos en sánscrito, uno de los idiomas más antiguos en el mundo, que cuenta con una resonancia sonora capaz de modificar el funcionamiento neuronal del cerebro, al propiciar un patrón de ondas Alfa-Theta que corresponde a estados de relajación, sin sueño.

Por otro lado, en el budismo Mahâyâna se incorporó el canto de mantras como una práctica para favorecer el cultivo de la atención consciente, así como para contactar con las cualidades de la iluminación.  

Los mantras budistas más conocidos

Los más conocidos pertenecen a las tradiciones hinduistas y budistas. Estos mantras se encuentran en idioma sánscrito y aunque es importante que conozcas su significado aproximado en español, al momento de recitarlos es mejor mantener el idioma original, dadas sus cualidades armónicas y vibratorias.

Om

Se dice que corresponde al sonido original del universo, con su vibración de 432 Herzios y un significado que remite a la esencia de la vida.

Para la cosmovisión hindú, se trata del sonido primigenio que dio origen al mundo, por lo que permite alinear la consciencia individual con el todo y es la base de otros mantras sagrados.

Om mani padme hum

Es usado por los budistas tibetanos para conectarse con las cualidades del bodhisattva de la compasión, Avalokiteshvara. Su traducción al español sería similar a “la joya dentro de la flor de loto”, una flor sagrada para los budistas, asociada con la iluminación, la transformación y la bondad.

Om namah shivaya

Proviene del hinduismo y consiste en una invocación al dios Shiva. Namah es el término en sánscrito para “salutaciones”, mientras que shivaya se traduce como Señor Shiva, por lo que este mantra se trata de un saludo al dios, para que favorezca la felicidad y el bienestar.

Lokah Samastah Sukhino Bhavantu

Es un mantra orientado a la compasión por todos los seres vivientes, al mismo tiempo que puede considerarse una invitación para cultivar esta cualidad de forma activa.

En español significa “que todos los seres sean felices y libres, y que mis pensamientos, palabras y acciones puedan contribuir de alguna manera a esa felicidad y libertad”.

Tipos de mantra según el estilo de meditación

Puedes usar los mantras en diferentes prácticas de meditación, aunque hay algunos tipos en los que esta técnica es más común y fundamental para el desarrollo de cualidades como;

  • la atención,
  • la calma
  • y la compasión.

Mantras de la meditación Trascendental

En este tipo de meditación consiste en sentarse con los ojos cerrados y repetir el mantra elegido varias veces, durante unos 20 minutos. Esta práctica ayuda a cultivar la calma y la paz interior, repetirla dos veces al día y probar diferentes mantras en cada sesión de meditación.

Algunos de los más comunes en la meditación trascendental son: Om, Om Mani Padme Hum y So Hum. El objetivo de enunciarlos sería serenar la mente y evitar que discurra en pensamientos distractores.

Mantras Kundalini

Busca despertar la energía kundalini contenida en la columna vertebral, mediante la activación de todos los chakras o principales puntos energéticos del cuerpo. Es ampliamente practicada en la corriente de yoga que lleva el mismo nombre y combina el cántico de mantras con mudras y respiraciones profundas.

El principal mantra utilizado es Sat Nam, cuyos términos significan verdad e identidad, respectivamente y al entonarlos se busca conectar con la verdadera esencia. Para los principiantes no es recomendable practicar este tipo de meditación sin supervisión, pues implica un gran movimiento de energía.

Mantras de la meditación Metta

También conocida como la meditación del amor benevolente, esta práctica está orientada a cultivar la compasión incondicional hacia a todos los seres.

Es originaria del budismo tibetano y para practicarla basta que te sientes en un lugar cómodo, cierres tus ojos, te centres en tu respiración y repitas varias veces el mantra “Que yo sea feliz. Que yo esté bien. Que yo esté seguro. Que yo esté en paz”.

Luego, piensa en alguien a quien ames y repite el mantra en segunda persona: “Que seas feliz. Que estés bien. Que estés seguro. Que estés en paz”. La práctica continúa al dirigir esa compasión amorosa al mundo entero.

mantras para meditar

Mantras para meditar

Hay diferentes formas de meditar y entre ellas una muy popular se trata del uso de mantras. También puedes acompañarlos de música tranquila y relajante, …
Leer más

¿Te ha ayudado el artículo?

Ayúdame con 5 estrellas

Media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *